Giubetich terminará su mandato y no convocó a la Convención Municipal para dictar la Carta Orgánica

RIO GALLEGOS 14 de septiembre de 2019
Además de haber tenido el instrumento legal y el poder político para convocarla, el jefe comunal nunca decidió poner en práctica los alcances del Decreto N° 3675/15 que guardó sigilosamente en su escritorio. En cientos de oportunidades habló de la necesidad de la Carta Orgánica Municipal, pero pudiendo haberla instrumentado, decidió nunca hacerlo.
muni

El 9 de diciembre de 2015, el entonces Intendente interino de Río Gallegos, concejal Pablo Grasso, firmó el Decreto N° 3.675/15. Por el instrumento legal, el entonces jefe comunal convocaba para el 15 de mayo del 2016 a los riogalleguenses, para la elección de 14 Convencionales Estatuyentes Municipales titulares y 14 suplentes, que dictarían la Carta Orgánica Municipal.

La Ordenanza N° 6.416 había declarado la necesidad del dictado de la Carta Orgánica Municipal de la ciudad de Río Gallegos y en base a esa normativa, Pablo Grasso decidió estando frente al Ejecutivo Municipal, hacer la convocatoria para la elección de los Convencionales para mayo del 2016.

¿Qué fue lo que pasó?. Por la Ley de Lemas, Roberto Giubetich ocupó la Intendencia y ocultó el instrumento legal dictado por Grasso, impidiéndole a los riogalleguenses contar con la autonomía de funcionamiento económico y administrativo que la Carta Orgánica hubiera suministrado. Lo paradójico es que fue el propio Giubetich el que -en varias entrevistas- se quejó de la falta de una Carta Orgánica que le permitiera al Municipio de Río Gallegos, manejarse sin depender de los humores y la buena o mala relación con el Gobierno provincial.

IMG-20190913-WA0007

Te puede interesar