Carlos Cortéz: El Gerente de AUTOFARMA con pedido de captura internacional

EL PAÍS 22 de octubre de 2018 Por
Carlos Temístocles Cortéz, santacruceño de 56 años, está acusado de mover dinero para alimentar la red offshore del ex secretario presidencial Daniel Muñoz comprando propiedades en Miami y Nueva York con dinero que provendría de aportes denunciados en la investigación por los denominados “cuadernos de las coimas”. Es ex alumno del Colegio Salesiano y se dictó su captura internacional en el marco de la causa.
CARLOS-TEMISTOCLES-CORTEZ-10

El Juez Claudio Bonadio dio la orden para que sean detenidos el Gerente del grupo farmacéutico AUTOFARMA, Carlos Temístocles Cortez, Carlos Gellert y su esposa Perla Puentes Resendez, quienes aparecen involucrados en el entramado de sociedades que hicieron operaciones para el matrimonio de Daniel Muñoz y Carolina Pochetti, en el marco de la investigación por “los cuadernos de las coimas”.

Los tres imputados están fuera del país, y se le dio intervención a Interpol para que se haga efectiva su detención con vistas a la extradición.

Las personas a las que ordenó detener Bonadio están investigadas también en una causa a cargo del juez Luis Rodríguez donde actúa como fiscal Carlos Stornelli, también fiscal del Caso Cuadernos. Stornelli había pedido la detención de los imputados en la causa a cargo de Rodríguez.

Para Stornelli, las personas a las que se les pidió la detención "conformaron una estructura jurídica, societaria y bancaria en la Argentina y en el extranjero, con el fin de canalizar, convertir, transferir, administrar, vender, disimular y o poner en circulación en el mercado fondos de procedencia ilícita, presumiblemente originados (en la causa de los cuadernos) y convertirlos integrarlos al circuito económico formal bajo apariencia de licitud todo ello desde al menos el año 2010 y con vigencia en la actualidad".

Según información de la Unidad de Información Financiera (UIF) en manos de Rodríguez –quien investiga el delito de lavado de dinero del matrimonio Muñoz-Pochetti- hubo 16 operaciones inmobiliarias en Miami y Nueva York, entre abril de 2010 y diciembre de 2015, por 70 millones de dólares.

Muñoz-Pochetti aparecieron en los Panamá Papers como accionistas de una off shore registrada en las Islas Vírgenes. A partir de aquella información se llegó a un entramado de sociedades con vinculaciones en Suiza, Uruguay, Miami, Delaware, Nevada, Andorra, Seychelles y Nueva Zelanda que se dedicó a la compra de propiedades.

Cortéz es ex alumno del Colegio Salesiano "Nuestra Señora de Luján", promoción 1978. Es empresario y fanático de la pesca, una pasión a la que se sumaron sus amigos de toda la vida, Rubén y Daniel Llaneza, vinculados al rubro farmacéutico en la provincia de Santa Cruz . A inicios del año 2000, Carlos Cortéz ingresó como gerente en el grupo de farmacias Llaneza. Según su página web, fue gracias al ingreso de Cortez que la cadena farmacéutica -hoy convertida en AUTOFARMA- pudo crecer hasta abrir 22 locales en toda la Patagonia.

La Unidad de Información Financiera (UIF) entregó a la Justicia un mapeo de todos los departamentos y cuentas que el ex secretario privado de Néstor y Cristina Kirchner, Daniel Muñoz, tiene o tuvo en Miami y ahora reclama como propios su viuda Carolina Pochetti. Es para pedir luego a EE.UU., a través de la Justicia, el decomiso de esos bienes con la intención de recuperarlos para el Estado argentino. Muñoz aparece nombrado varias veces en los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno, como llevando y trayendo bolsos con dinero a la residencia presidencial de Olivos y al departamento de la calle Uruguay de los Kirchner y haciendo operaciones financieras.

Muñoz directamente o a través de terceros había creado 13 empresas en Miami y en el estado de Delaware, que funciona como un paraíso fiscal dentro de EE.UU y que también fue usado por el empresario Lázaro Báez. El total de inversiones hechas a través de unos “amigos”marplatenses llegaría a unos 65 millones de dólares. Por esta razón, la UIF quiere ahora desde su rol de querellante pedir el embargo de las cuentas de estas offshore y empresas norteamericanas vinculadas a Muñoz para tratar de recuperar parte del dinero robado al Estado.

Te puede interesar