Hablamos con el nuevo Obispo: "Es muy fuerte regresar a Río Gallegos"

DESTACADAS 03 de enero de 2019
Tras su designación como nuevo Obispo de nuestra Diócesis, Monseñor Jorge Ignacio García Cuerva habló en exclusiva con EL MEDIADOR. El flamante titular de la Diócesis de Río Gallegos, Santa Cruz, Tierra del Fuego Antártida e Islas del Atlántico Sur aseguró que buscará ser un actor que colabore en la vida social, política y religiosa de la diócesis. Asumirá formalmente en el mes de marzo.
IMG-20190103-WA0017

El Santo Padre Francisco nombró obispo de Río Gallegos a monseñor Jorge Ignacio García Cuerva, actualmente obispo titular de Lacubaza y auxiliar de la diócesis de Lomas de Zamora. Monseñor García Cuerva sucede en la sede episcopal patagónica a Monseñor Miguel Ángel D'Annibale, quien el 15 de junio de 2018 fue trasladado a la Diócesis de San Martín, en la provincia de Buenos Aires.

A través de EL MEDIADOR, el flamante Obispo mantuvo su primer encuentro con los integrantes de su Diócesis y dijo estar muy sorprendido por la designación “justamente hoy cumplo 10 meses de obispo y soy obispo auxiliar en la diócesis de Lomas de Zamora donde soy plenamente feliz y donde me fui metiendo en estos meses, lógicamente un cambio tan repentino es como impactante”. “Por otro lado, yo nací en Río Gallegos, pero viví allí solamente dos años, nací, me bautice en la Catedral, pero después no regrese nunca más, así que mi gran desafío pastoral, primero es aprender, escuchar, ver y estar cerca de la gente, como dice Francisco: un pastor con olor a oveja”.

Más adelante García Cuerva contó ser muy devoto de “San Oscar Romero, el Obispo salvadoreño que canonizó Francisco en Octubre, y Monseñor Romero decía que el pastor tiene que estar al lado de la gente que sufre, del pueblo sufriente, por eso cuando llegue voy a ponerle el rostro a ese pueblo sufriente de Santa Cruz y Tierra del Fuego”.

Con respecto a su historia en Río Gallegos y su regreso a esta ciudad dijo que “es muy fuerte, lo vivo a través de mis padres, ellos cuando recibieron la noticia empezaron a hacer memoria de los años que ellos vinieron allí, donde tienen hermosos recuerdos y entonces es de alguna manera es como volver a la fuente”.

“Seguramente en los próximos días viaje para allá para empezar a concretar algunas cosas y mi padre ya se ofreció a acompañarme porque el también quiere volver a su lugar, ellos fueron muy felices allí en sus primeros años de matrimonio" agregó.

“Yo digo que el corazón del ser humano es el órgano más grande porque entra siempre entra un nombre, un hombre o una vida nueva, entonces en algún sentido va cargando de nombres y afectos la vida, por supuesto que nos cuesta los desgarros, las despedidas”. Monseñor D'Annibale fue mi formador en el seminario, era como mi profesor cuando entre a estudiar para cura, me recordó una frase que dicen algunos religiosos y es que “un buen religioso cuando se va de un destino se va llorando y cuando llega a un nuevo destino llega llorando, esto es diciendo que el paso por la vida nos toca profundamente el corazón, yo seguramente llegaré llorando por la despedida de Lomas y estoy seguro que alguna vez cuando me toque partir lo haré llorando por todo el amor y la vida compartida en Río Gallegos”.

Por otra parte, y con respecto a la fecha en la que se instalará finalmente en nuestra ciudad, asumiendo el nuevo rol, destacó que “hoy hable con el administrador diocesano, estamos queriendo confirmar, pero en un principio sería algún sábado del mes de marzo, pero tenemos que terminar de confirmarlo con el Nuncio Apostólico y con el residente de la Conferencia Episcopal, con Monseñor Ojeda”.

Finalmente el religioso dijo a nuestro Portal de Noticias “les pido que, como dice Francisco, recen por mi y los que no tengan fe no importa, que me tiren buena onda para ser un actor que colabore en la vida social, política, religiosa de la diócesis”.

Te puede interesar