Campillo complicó a Cristina Kirchner en la causa de lavado de dinero de los sobornos

EL PAÍS 10 de enero de 2019
El ex funcionario de confianza de los Kirchner, Juan Manuel Campillo, declaró hace dos semanas como arrepentido y el juez Bonadio aún no ha homologado su acuerdo como imputado colaborador. Sin embargo, en su declaración habló de un colaborador muy cercano a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y así la complicó en la causa de lavado de dinero.
2850508w1033

Aún se desconoce si en su declaración Juan Manuel Campillo (detenido desde el pasado 20 de nviembre de 2018), habló de los fondos de Santa Cruz, pero el ex Ministro de Economía provincial, que se encuentra involucrado en la causa por haber participado de las maniobras de lavado de dinero del secretario presidencial Daniel Muñoz , señaló a un hombre de confianza de Cristina Kirchner, que integró su núcleo duro durante años.

De esta manera, complicó significativamente la situación de la ex presidenta en la causa. El contenido de la declaración de Campillo se mantiene encriptado y el fiscal Stornelli pidió el secreto de sumario para el expediente. Había anticipado que apenas el acuerdo estuviera homologado, impulsaría una batería de medidas que ya tendría listas. 

Pero ni la situación procesal de Campillo ni la homologación del acuerdo han sido esclarecidas aún por el juez Claudio Bonadio. Este lunes, al convalidar la prisión preventiva de la viuda de Daniel Muñoz, Carolina Pochetti, la Cámara Federal ordenó al juez que acelerara la resolución de la situación procesal de Campillo y de otros involucrados en la causa.

Según reveló el portal INFOBAE, cuando lo detuvieron, encontraron, en su propiedad una carta destinada a Cristina Kirchner en la que se ofrecía para trabajar en su proyecto político. Después de pasar un mes y medio tras las rejas, y al haber cambiado de abogado, Campillo decidió que quería confesar. Entonces brindó detalles que el fiscal consideró material clave.

Su defensor en esta causa es el defensor oficial Gustavo Kollmann, quien también representa al chofer Oscar Centeno y al ex Secretario de Obras Públicas, José López, ambos arrepentidos. 

La declaración de Campillo habría encaminado a la Fiscalía a esclarecer si hubo, efectivamente, relación entre el dinero del ex secretario de los Kirchner, Daniel Muñoz, en el exterior y el entonces matrimonio presidencial. Aportó nombres propios vinculados al entorno presidencial, entre ellos, el de alguien que ya fue sobreseído por Bonadio en una causa por enriquecimiento ilícito.

Sin embargo, uno de los artículos de la ley del arrepentido, establece que "si la homologación fuera rechazada finalmente, las actuaciones deberán quedar reservadas y las manifestaciones efectuadas por el imputado arrepentido no podrán valorarse en su contra ni en perjuicio de terceros".

Es decir que si Bonadio no homologa el acuerdo celebrado entre Campillo y Stornelli, no se podrá investigar la información que este aportó.

Campillo fue detenido el 20 de noviembre en el marco de la causa de los cuadernos porque una arrepentida, Elizabeth Ortiz Municoy, supuesta testaferro de Daniel Muñoz, mencionó que él viajó junto a su sobrino Gastón -también detenido- a Estados Unidos en 2016 para participar de las operaciones de venta de inmuebles y activos de Muñoz. 

El monto investigado es de aproximadamente 70 millones de dólares. La hipótesis más firme en la fiscalía de Stornelli, que trabaja en esta causa junto a Carlos Rívolo, es que el dinero recaudado en la trama revelada en las anotaciones de Oscar Centeno, y que era entregado a Daniel Muñoz, se sacó del país con la compra de inmuebles mediante sociedades offshore. Al considerar a Cristina jefa de esa asociación ilícita dedicada a la recaudación de dinero de empresas contratistas del Estado, los funcionarios judiciales que intervienen en la causa dan especial valoración a las declaraciones que sostengan esa hipótesis.

Campillo estuvo durante años en pareja con el diseñador de modas Carlos Di Domenico, fallecido en mayo del año pasado, junto a quien se lo acusó de haber lavado dinero y de tener cuentas no declaradas en el exterior.

Antes de verse involucrado en esta causa ya se encontraba imputado en otra, en la que el juez Julián Ercolini y el fiscal Jorge Di Lello lo investigan por lavado de dinero. Allí hubo una declaración testimonial, en junio pasado, donde una ex empleada de la pareja, de nacionalidad italiana, los señaló por haber ingresado mercadería ilegal al país y por tener cuentas no declaradas en el exterior.

FUENTE: La Nación.-

Te puede interesar