La meta: 75 mil kilos de cerezas patagónicas a China

DESTACADAS 31 de enero de 2019
Para cuando termine el invierno en el hemisferio norte, habrán llegado a China unos 75.000 kilos de cerezas argentinas provenientes del valle inferior del río Chubut, de Neuquén y de Santa Cruz, según datos de la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados, CAPCI. Hablaron los productores de Los Antiguos.
Southern1-696x431

El primer lote de cerezas ya partió y tiene previsto llegar a China los primeros días de febrero, en tanto que un mes después llegaran las 15 toneladas desde Los Antiguos, en tanto que en los próximos días llegará el informe final del gobierno chino donde habilitará la apertura definitiva del mercado para las cerezas de cinco provincias argentinas.

La operación podrá concretarse luego de los acuerdos firmados entre el presidente Mauricio Macri y su par chino, Xi Jinping, que le permitirán a la Argentina incrementar las exportaciones de productos agroindustriales rumbo a ese mercado, que ya compra por casi US$4000 millones. Por primera vez, y tras arduas gestiones que vienen desde 2012, el país ahora podrá vender cerezas a ese mercado.

China es un fuerte consumidor mundial. En 2017, compró cerezas por 771 millones de dólares, el 31% del comercial global de este producto. Estados Unidos y Chile son sus principales proveedores.

Los embarques se realizan con éxito, pero antes hubo que pasar estrictos controles que estuvieron a cargo de una delegación del gobierno de China que visitó los establecimientos productores de cerezas en Los Antiguos para verificar que la producción de esta fruta fina que será exportada a ese país estuviera en las condiciones previstas por el protocolo firmado.

“Junto a la firma Río Alara tenemos previsto despachar un contenedor de cerezas, cerca de 15 toneladas aproximadamente, se cosecha y despacha en pocas horas, será un proceso delicado y cuidadoso para que lleguen en buenas condiciones a destino”, detalló Federico Guerendain, presidente de la Cooperativa “El Oasis”, que nuclea a 15 productores de la zona.

Pero antes de llegar a este prometedor presente, Los Antiguos debió pasar una dura prueba. Hace 28 años una tormenta de cenizas del volcán Hudson, que lo tapó todo y durante varios días reinó la noche. Familias enteras se fueron; otras resistieron. Veintisiete años después de la explosión del volcán Hudson, las chacras rebozan de verde y los productores de alegría.

Aquí se produce lo que se denomina cereza tardía, dado que es la última de la temporada que se cosecha. Tras las cenizas, nada volvió a florecer durante años en Los Antiguos y pocos apostaban a la recuperación del lugar. Pero la naturaleza y el trabajo del hombre se combinaron en la misma dirección.

Guerendain detalla que por ahora la apertura no es del 100% porque aún resta que China reconozca a la Patagonia como zona libre de mosca de la fruta. Por ahora la fruta debe pasar una cuarentena en los contenedores refrigerados que la transportan a China. Para Aníbal Caminiti, presidente de la CAPCI, será el próximo paso, y destacó que a partir de ahora, todas las empresas productoras del país ya podrán operar con China para la próxima zafra.

El otro exportador de Los Antiguos es Southern Crops by Río Alara SA, empresa que se encuentran instalada en la localidad hace mas de veinte años. Para Alejandro Zimmermann, CEO de la firma, Los Antiguos, es parte de su vida, “fue apostar a un lugar que cuando llegué me enamoré y vi la calidad y las características del lugar para desarrollar una plantación de cerezas”, detalló a LA NACION, quien ya lleva dos décadas instalado en el lugar. Empezó en Los Antiguos con la fruta tardía y luego expandió su empresa hacia Mendoza para hacer la producción temprana.

El productor aclara que la empresa, que supo tener capitales extranjeros, hoy es la integran tres socios y es 100% de capitales argentinos, entre Los Antiguos y Mendoza tienen actualmente 220 has. en producción y van a intentar crecer 20 has. más a partir de la apertura de mercado.

cereza31

Las primeras cerezas

A principio de enero partió el empaque de cerezas de la Cooperativa de Productores Integrados de Cereza Limitada de Chubut, con cuatro contenedores con unas 2800 cajas (cinco kilos cada una), que se sumaron a otros envíos, como el de la firma Vista Alegre, de la provincia de Neuquén. Se embarcaron desde un puerto de Chile en los buques Cherry Express, especialmente acondicionados para llevar solo arándanos y cerezas.

Para Walter Domínguez, productor, asesor y gerente de la cooperativa de Chubut, se trata del inicio de un futuro distinto para el sector. “Arranca una nueva etapa para el cultivo. Nosotros procesamos un millón de kilos al año, estamos dispuestos a enfrentar los desafíos y los cambios son bienvenidos”, contó este ingeniero agrónomo, que tiene 51 años y hace 22 que está en la actividad. Sus tres hectáreas en producción forman parte de las 85 que tienen en total los 12 productores que integran la cooperativa. Por su parte, Carlos Enríquez es socio gerente de Vista Alegre, firma que mandó un contenedor con 20.000 kilos de fruta fresca y posee 200 hectáreas. Hoy procesa 800 toneladas, pero en cuatro años llegará a 2300 toneladas.

Para Enríquez, la apertura a China es una buena noticia: “Tiene una demanda inelástica, es decir que, aunque aumente la oferta, el precio no varía. Además, los valores que tiene China no se obtienen en ningún lugar”.

FUENTE: La Nación.-

Te puede interesar