Vecino de El Calafate interrogado por la PSA por ser "muy morocho"

LA PROVINCIA 06 de febrero de 2019
Le pasó a Luis, un vecino que volvía a El Calafate donde reside. Los controles de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) apuntan a personas morochas y se extiende a las peguntas sobre cuándo y cómo compraron los pasajes. No es la primera vez que se denuncian este tipo de interrogatorios.
resize_1549459488

La familia de Luis volvía a El Calafate desde la ciudad de Córdoba, previa escala en el Aeropuerto de Buenos Aires (Aeroparque). Antes de embarcar, la familia vivió una situación que nunca se había imaginado que le podía pasar.

Al momento del control, luego de pasar el escáner, una policía (PSA) para a Luis para pedirle sus “datos”, con el clásico tono de voz imperativo y como para que al resto de los pasajeros le quedara en claro su presencia.

El hombre que volvía a El Calafate, donde reside, le dio su documento el que la policía tomó nota de los datos para volcarlos en una planilla, comenzando las preguntas no habituales. ¿Hace cuánto tiempo compró los pasajes? Y ¿Cómo compró los pasajes?, fueron las preguntas que desorientó al pasajero, aunque igual trató de precisar detalles de su respuesta.

Luego de contestar, Luis le preguntó a otro agente que se encontraba en el mismo lugar si podía seguir hacia el embarque, le contestó que sí, con un movimiento de cabeza.

El pasajero no tardó en darse cuenta que detrás de él venían otras personas de tez morocha, la que eran sometidas al mismo control y preguntas.

“Un salteño, un neuquino, un chaqueño, todos teníamos algo en común, éramos morochos”, escribió el vecino en su face particular.

Para Luis como otros pasajeros no hay dudas. El trato de los pasajeros fue diferencial según el color de piel. Las preguntas a los morochos apuntan tratar de justificar el pago de un pasaje, algo que al menos en ese momento no se les pidió a blancos y rubios.

“No estoy en contra de los controles, estoy en contra de situaciones discriminatorias”, comentó el vecino calafatense.

La gravedad del caso se multiplica al detectarse que no se trata de un mal desempeño o error de un agente en un caso puntual. La planilla que llena indica la institucionalización de una orden que por ahora se desconoce quien la brindó.

Paradójicamente en el 2018 la empresa concesionaria Aeropuertos Argentina 2000 firmó un acuerdo marco de colaboración Institucional con el INADI (Instituto Nacional Contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) a través del cual las partes acordaron promover acciones conjuntas para favorecer espacios de cooperación e intercambio en la lucha contra la discriminación.

FUENTE: Ahora Calafate.-

Te puede interesar