Vuelta a clases complicada: La canasta escolar subió más del 60% en Río Gallegos

RIO GALLEGOS 10 de febrero de 2019
Es en comparación con el año pasado. Hay productos que registran subas incluso superiores. Si al costo se agrega la indumentaria con los uniformes y conjuntos deportivos, una familia necesita no menos de $ 9.000 para poder enviar a sus hijos al colegio.
epc310116-020f04-1024x601340a07d4-e1549310917277

A menos de un mes para el inicio del ciclo lectivo 2019, la mayoría de las familias de la ciudad han empezado a buscar precios y recorrer el centro y las librerías en busca de los útiles para la vuela a clases.

No es un dato menor que los incrementos registrados a diario en los alimentos y servicios, también se reflejan claramente en los útiles escolares y la indumentaria que exigen algunos establecimientos con el uniforme escolar y el conjunto deportivo.

Lo cierto es que no hay ningún producto de la canasta escolar que no haya subido. Lapiceras, cuadernos, cajas de lápices de colores, gomas de borrar, lápiz negro, fibras, hojas rayadas y cuadriculadas, además de las carpetas y ni hablar de las canoplas, cartucheras ó mochilas, todos los productos registran incrementos que van desde un 40 a uno 60% más en comparación con el 2018.

Comprando los elementos básicos que cualquier niño o adolescente debe llevar para los primeros días de clases, agregando cartuchera y mochila, una familia no gasta menos de $3.000 a $ 4.000 pesos dependiendo de marcas y calidad de los útiles que se hayan buscado. Ni hablar si a esa cifra debe agregarse el tradicional guardapolvo, un equipo de gimnasia; o en el caso de algunos establecimientos, el uniforme escolar específico y el conjunto deportivo. El valor final de la calculadora arroja entre $ 9.000 y $ 11.000 pesos.

8-2-libreria

A dicho valor deberá sumarse el listado de materiales que cada docente solicitará para el año, los libros de cada materia específica y claro, la matrícula escolar de cursado del establecimiento y las cuotas mensuales. Una verdadera proesa que cientos de familias deberán sortear este año para poder llevar a sus hijos al colegio.

Tal vez por eso, el mayor nivel de ventas escolares se da hoy en los supermercados, donde algunos productos aparecen más accesibles al bolsillo, sobre todo si en el grupo familiar hay varios hermanitos en edad escolar.

Entre el inicio del pasado año escolar y este, la canasta de útiles ha aumentado más de un 60% en la capital de la provincia. Un valor que se incrementa un tanto más cuando se hace el mismo relevamiento pero en localidades del interior provincial.

“La realidad es que podés hacer una canasta gastando la misma cantidad de plata que el año pasado. El problema es la dispersión de los precios. Tenés artículos como mochila de espalda a mil pesos y otras que arrancan en 600 pesos. Es probable que más cerca del inicio de clases tengamos alguna oferta por lo que los precios arrancarían más abajo” afirmó un vendedor de una librería.

“Tenés un estuche de lápices de colores de primera calidad de lápices a 115 pesos, o podés elegir los nuestros de fabricación nacional 45 pesos, y otros que son importados a 65 pesos. Básicamente la esencia es la misma. La mayoría subió menos que la inflación y lo que hay es una mutación a las segundas marcas en la listas de las escuelas” continuó.

0022744731

La disminución en el poder adquisitivo de los trabajadores ha impactado en los hábitos de compra durante los últimos años y la canasta escolar no es ajena a esta tendencia. “Lo que vemos por acá es que los padres de los niños que van a los colegios públicos te compran lo básico. ‘Es para empezar’ te dice la mayoría. También se da que muchos llegan con su lista, sacan cuentas y deciden dónde comprar cada cosa”.

“Hemos venido observando que por ahí la gente se da el gusto en determinadas cosas. Un ejemplo muy común es que prefiere gastar más en una carpeta, pero achica en el lápiz, en la goma y la lapicera. Lo que más se nota es el cambio de hábito. Estamos en Argentina y sube todo. Nosotros estamos atentos a cómo se va desenvolviendo la gente en las compras. Las marcas por ahí no son tan conocidas y se meten en consideración de los compradores”.

Lo cierto es que la compra de los útiles se verá fuertemente impactada por el pico inflacionario de los últimos meses. Por un lado, los padres que salen a recorrer librerías se encuentran con que los costos de llenar la mochila crecieron incluso bastante más que el 47,6% anual del índice de precios oficial. Por otro lado, tras semejantes subas, se les volvió complejo saber cuánto es razonable pagar por cada producto, ya que el mismo artículo hoy se puede hallar a valores muy distintos según el negocio, llegando al extremo de que es posible abonar casi el doble en un local que en otro.

De un listado de 22 artículos típicos de la “vuelta al cole” se hallan actualmente entre 34 y 93% más caros que hace 12 meses atrás. En los útiles comparados, que incluyen desde cuadernos y lápices hasta crayones y témperas, las subas fueron en promedio del 70%. Esto es, unas dos veces y media el 27% que se había encarecido el mismo listado el año anterior, entre 2017 y 2018.

Entre los rubros más afectados hay dos que son claves para la compra del inicio de clases: el de papelería y el de elementos para escribir y dibujar. El repuesto de 480 hojas de carpeta Rivadavia, por ejemplo, pasó de $ 375 a $ 673 (79% más), y el Laprida se fue de $ 219 a $ 410 (87% más). Mientras que el tradicional de 288 hojas Éxito, hace un año a $ 175, ya ronda los $ 322 (84% más). Hubo blocs de hojas A4 que saltaron 78% (de $ 50 a $ 89) y cuadernos forrados de tapa dura que aumentaron un 65% (de $ 119 a $ 196).

Algo similar pasó con los lápices de colores. Si se toman los más baratos de la marca Faber Castell, en un año los cortos se dispararon de $ 42 a $ 81 (93% más) y los largos, de $ 71 a $ 132 (86%). Cajas de 20 marcadores de segunda marca que costaban $ 77 se consiguen ahora a $ 128, crayones Jovi que valían $ 60 se fueron a $ 101 (68%), y un corrector Liquid Paper de $ 45 escaló hasta los $ 80 (78%).

Incrementos de hasta un 86% en pegamentos Voligoma, del 47% en cajas de plastilinas Model y del 44% en las de 12 témperas Maped son otros de los casos que se destacaron.

Te puede interesar