Acuerdo del Concejo: Prades ya puede llamar a licitación la obra de la Planta de Ósmosis

LA PROVINCIA 03 de marzo de 2019
Cuatro ediles aprobaron convenio por el cual se transfirió la Planta de Osmosis Inversa. El intendente Facundo Prades ya puede llamar a licitación para licitar las obras que se requieren para poner en marcha la obra.
thumbnail-10

En sesión extraordinaria celebrada el pasado viernes, el Concejo Deliberante de Caleta Olivia aprobó por unanimidad el convenio firmado el 19 de febrero por el cual el gobierno nacional transfirió al municipio ese complejo industrial destinado a potabilizar el agua de mar Argentino.

Su inclusión en el patrimonio comunal fue avalado por cuatro de los cinco concejales que conforman el cuerpo: Javier Aybar (presidente Cambiemos), Elizabeth Jara (FPV), Pablo Calicate (FPV) y Liliana Andrade (Cambiemos) no se presentó a trabajar, sin dar ningún tipo de explicación, el "concejal" Rubén Martínez (Cambiemos).

La sesión comenzó alrededor de las 14.30 en la sede de la Unión Vecinal del barrio Nuevos Pobladores y en principio se pensaba que transitaba en un simple trámite parlamentario, pero a poco de su inicio Calicate solicitó hacer uso de la palabra ya que no quería dejar pasar por alto que esta obra no es producto de la gestión del macrismo sino que deviene del kirchnerismo y por lo tanto apuntó a que Prades no la aproveche con fines electorales.

Desde el vamos requirió que se dieran mayores precisiones sobre si se trataba de una donación y que, en ese caso, consideraba que el gobierno nacional, a través del ENOSHA, lo único que había hecho fue deprenderse de una responsabilidad porque no aportará fondos para los trabajos faltantes ya que incluso a esta obra ni siquiera estuvo incluida en el presupuesto federal.

En la misma sintonía resaltó que será el gobierno de Santa Cruz el que aportará el financiamiento a través de fondo fiduciario denominado UNIRSE, pero además reclamó que el Concejo conforme una comisión de seguimiento o contralor para el proceso licitatorio y supervisión de los trabajos.

Ciertamente, dejó en claro que desconfiaba de la gestión de Prades, teniendo en cuenta que hace varios meses Nación dejó de enviar fondos a este municipio para remodelaciones en el barrio Gobernador Gregores (complejo de edificios de departamentos monoblocks) porque el intendente no remitió rendiciones de los primeros gastos.

Calicate también ironizó el hecho de que, por exigencias del gobierno central respecto a la Planta de Ósmosis. "recién ahora el intendente se acuerda que tiene que pedir autorización al Concejo" pero no hizo lo mismo cuando adquirió varios camiones compactadores de residuos sin ningún tipo de consultas al cuerpo deliberativo.

También dieron sus puntos de vista Liliana Andrade (Cambiemos) y Elizabeth Jara (FPV). Esta última solicitó que la mayor cantidad de personal que se contrate para finalizar la obra tenga residencia en Caleta Olivia (Ley Provincial 70/30) y consideró que fue una falta respeto que el Departamento Ejecutivo Municipal le hubiera enviado fotocopias ilegibles del convenio firmado con el ENOSHSA.

Luego se pasó a un prolongado cuarto intermedio, para finalmente llamarse a votación cerca de las 16.30, no aprobándose (por doble voto del presidente) el despacho que establecía la creación de una comisión de contralor, pero hubo votación unánime para homologar la incorporación del complejo industrial al patrimonio comunal.

AUSENCIA DEL CONCEJAL MARTINEZ

Respecto a la ausencia del díscolo concejal Rubén Martínez, un vocero de la presidencia del cuerpo dijo que se lo estuvo llamando insistentemente desde principios de semana para recordarle que la sesión extraordinaria solicitada por el intendente era de vital importancia para toda la comunidad, a sabiendas que debe solucionare el acuciante problema de la escases de agua potable.

Sin embargo, Martínez no respondió a los llamados que se hicieron a su teléfono celular y no se descartó la posibilidad que hubiera viajado hacia su provincia natal, Chaco.

De todos modos, la concejal Elizabeth Jara, profesora de artes visuales, le dejó sobre su banca -tal como lo había hecho en las restantes-, dos cuadros con dibujos representativos a la lucha contra la violencia de género, en consonancia con el inicio de la semana alusiva al Día de la Mujer y en uno de ellos se podía leer la frase "no es no".

Fue una manera de recordarle, aunque no estuviera presente, que sobre él pesan dos denuncias de acoso sexual a menores por las cuales en pocos días más será citado a declarar en un juzgado de instrucción.

FUENTE: La Vanguardia Noticias.-

Te puede interesar