Con el cambio a 13 se desploman las ventas en las Zonas Francas de Chile

SANTA CRUZ 10 de marzo de 2019
Cada vez es menor la afluencia de argentinos hacia el vecino país, como consecuencia de la devaluación de nuestra moneda y la poca conveniencia que existe para la adquisición de distintos productos. Tras el fin de semana largo de Carnaval, el dato quedó en evidencia: Con un cambio oficial a 13 hay menos argentinos viajando a Chile y los que van, comprar muy poco.
ZONA FRANCA

El dato no es nuevo. Hacia fines del año pasado, la Cámara de Comercio Detallista y Turismo de Punta Arenas (Chile) se hizo eco de los planteos de los permisionarios de las Zonas Francas quienes con preocupación, alertaban sobre una caída en las ventas en sus locales en los comparativos interanuales. El motivo, la devaluación del peso argentino, que dejó de ser conveniente para las compras en el vecino país.

Con la claridad de esta situación económica, la mayoría de los comercios chilenos diagramaron "promociones" u "ofertones" para tentar al público argentino a viajar y mantener determinados niveles de compra. A pesar de ello, los resultados no fueron los esperados. A la caída en la cantidad de argentinos que llegan a las ciudades de Punta Arenas y Puerto Natales, confirmada a EL MEDIADOR por las autoridades de la Dirección Nacional de Migraciones según datos oficiales de los pasos fronterizos, se suma que tampoco hay caudal de compra, según los datos que arrojan las declaraciones juradas certificadas en el último mes por la Dirección Nacional de Aduanas.

multimedia.miniatura.9022a381bf48aa5f.7a6f6e616672616e63615f6d696e6961747572612e6a7067

La razón es simple: El cambio oficial en la última semana desde el feriado largo de Carnavales en las agencias de cambio oficiales de Punta Arenas estaba a 13, mientras que por compras con Tarjeta de Débito ascendía a 15,68. Muy lejos de los 38,6 que se registraban en febrero del 2018, hace exactamente un año atrás.

"La merma de argentinos en Chile es importante, por eso se programaron descuentos especiales con ofertas muy convenientes para continuar atrayendo al argentino. Pero el tema es que tampoco compran” confirmó a nuestro Portal Elvina Sánchez, propietaria de un local de juguetería en las zonas francas de Punta Arenas.

29580439

Los tradicionales artículos de electrónica que siempre fueron buscados por el público argentino también padecen el efecto de la devaluación argentina: "Las ventas cayeron un 60% en comparación con otros meses" admitió Rajhmad de uno de los mall de electrónica más conocidos de Punta Arenas. "Vienen, recorren pero no compran" aseguró.

Es verdad que algunos productos electrónicos están por debajo del valor con el que se los puede encontrar en Argentina, pero el hecho de no tener financiación, sin acceso a ninguna modalidad de pago en cuotas, obliga a repensar el grado de conveniencia de llevarse el producto.

Otro factor que analiza el argentino tiene que ver con los gastos de logística: comer, dormir en caso de pernoctar una o dos noches; y el valor del combustible. Todos juegan en contra y representan un costo alto, incluso tratando de que la escapada sea de ida y vuelta en el mismo día.

6342563_7m52osZxWGAGvyiuYxb6BcX7k8A6rLDNRnq9_rop5sI

Sólo a modo de ejemplo, bien vale referenciar el valor de 4 cubiertas para un automóvil mediano. Durante muchos años, se dijo que con el valor de 2 cubiertas en Argentina, comprabas 4 en Chile. Los 4 neumáticos marca Fate para un Ford Fiesta Kinetic Design (195 50 R16) cuestan en el supermercado Sánchez & Sánchez de Zonas Francas $ 316.000 pesos chilenos ($ 20.150 pesos argentinos), mientras en Mercado Libre, con financiación, se las puede adquirir a $ 22.500.

El dato más elocuente de la crisis del peso argentino se termina de dilucidar en la frontera. Ya no hay control sobre la mercadería comprada, lo que antes era motivo de cuentas y cálculos para ver si no se excedía el monto permitido, antes de llegar al paso fronterizo para el control aduanero.

El cálculo es sencillo: Por ley cada ciudadano puede pasar sin pago de franquicia hasta U$S 300 (algo así como $12.750 pesos argentinos, según el último cambio vigente del dólar). Un matrimonio que decida viajar un fin de semana podría comprar hasta $ 25.000 pesos en mercadería sin necesidad de justificarlo, ni pagar ningún tipo de cánon. Claro, debería tener el dinero para poder hacerlo, algo que para la gran mayoría, es simplemente imposible.

Te puede interesar