Despedida del Obispo: "Me cuesta irme de acá"

RIO GALLEGOS 07 de agosto de 2018 Por
Tras ser designado por el papa Francisco como nuevo obispo del partido bonaerense de San Martín, el Obispo Diocesano Miguel Ángel D'Annibale se despide de la Diócesis de Río Gallegos y de su pueblo, para emprender este nuevo camino.
d´annibale obispo

El 3 de junio, el monseñor Miguel Ángel D'Annibale despertó con la noticia de que había sido designado por el papa Francisco como nuevo obispo del partido bonaerense de San Martín. D'Annibale hasta ahora fue el titular de la diócesis de Río Gallegos.

El pontífice designó a D'Annibale, de 59 años, tras aceptar la renuncia de monseñor Guillermo Rodríguez Melgarejo, quien había presentado su renuncia tras llegar al límite de 75 años el 20 de mayo último.

En este sentido, EL MEDIADOR invitó a D'Annibale a los estudios para dialogar antes de que emprenda su nueva vida.  “San Cayetano, patrono del pan y del trabajo, es una devoción argentina. San Cayetano es un sacerdote italiano, que nació en Italia y fundó una orden que se llama ´La orden de los padres teatinos´, son sacerdotes que se han dedicado en un momento muy difícil y él creó esta orden  para atender a los más pobres y a los colegios, esta orden existe, tanto en La Plata y en Buenos Aires”, relató.

Luego agregó “acá le debemos a la mamantula, quien le pidió a San Cayetano pan y trabajo para sus ejercicios y especialmente para las mujeres que ella atendía, y a partir de allí empieza la devoción de San Cayetano en Argentina”.

Prosiguió “el trabajo dignifica, no solamente es el sustento de la persona sino porque nos hace bien, nos sentimos realizados, y cuando no lo tenés qué pasa, entonces nosotros como iglesia vamos a caminar por ese lado de la reflexión, el acompañamiento y la concientización y para nosotros San Cayetano va a ser siempre, más o menos gente, el día y el espacio que reflexionamos sobre el trabajo”.

"Es muy histórico que haya un papa argentino, y yo voy a tener la gracia de que un papa argentino me cambió y nombró en un nuevo lugar", y añadió "de todas maneras a mi me va a costar un montón irme de acá, no es que me voy así porque sí, yo soy una persona de fe, creyente, pero eso no significa que no sienta que me vaya, a mi me encanta todo lo que yo vivo, la gente, las realidades, por eso les digo a todos en cada misa que estoy despidiéndome que yo aprendí a ser obispo con ustedes", destacó el monseñor Miguel Ángel D'Annibale.

Te puede interesar