El Chaltén: Eladia Freyre renunció a ser concejal

SANTA CRUZ 16 de abril de 2019
Su voluntad de ocupar la banca vacante (tras haber renunciado previamente a hacerlo) fue avalada por la Justicia Electoral. Esto generó un reclamo judicial del Presidente del HCD y de Encuentro Vecinal, partido al que pertenecía Freyre. Ahora decidió renunciar a su reclamo. A través de una carta explicó su decisión
resize_1555428874

Eladia Freyre era la persona que seguía en la lista de Encuentro Vecinal para ocupar la banca que quedó vacante, cuando Gerardo Mirvois pasó a ser el Intendente Municipal, en reemplazo de Raúl Andrade, fallecido la noche del 26 de octubre.

En un principio Freyre declinó asumir como edil por haber renunciado al partido, pero luego cambió de opinión por razones que ella misma reseña en la carta que acompaña esta nota.

El Tribunal Electoral de Santa Cruz le dio el derecho a asumir, lo que generó la inmediata reacción tanto del partido Encuentro Vecinal como del presidente del HCD, Andrés Zella, quien ya había iniciado los trámites para designar a Yamila Cachero, quien seguía en la lista tras la renuncia original de Freyre y otros dos integrantes de ese partido.

Con la presentación de sendos pedidos de nulidad en protesta por la decisión del Tribunal Electoral, persiste la indefinición sobre el tema y la banca no pudo ser ocupada hasta el momento.

Ante esta situación Freyre decidió en las últimas horas presentar una carta en el Concejo Deliberante haciendo conocer su renuncia al cargo de concejal. “A cuatro meses de haber expresado mi decisión de asumir, teniendo el conocimiento de la judicialización del caso, viendo que no se puede avanzar en temas más que importantes para los vecinos y aún convencida que es mi derecho, prefiero dar un paso al costado. No por dejarme derrotar por los poderosos sino por respeto a las necesidades del pueblo que encuentran en esta situación trabas a sus problemas cotidianos”, manifiesta.

En la carta, Freyre opina que “esta situación se ha manipulado de forma partidaria para beneficio de algunos o por miedo a perder una milésima de poder de otros, o tal vez por ignorancia, tal vez porque todos somos humanos”.

LA CARTA

Pasó demasiado tiempo para los vecinos que están esperando una solución a sus problemas. Soy una ciudadana común que entiende que no existe la raza política. Que el ocupar puestos electivos no es potestad de unos, no es para los letrados o los poderosos y creo que tenemos la obligación de ocupar estos espacios para poder decidir sobre nuestro destino.

Desde hace mucho tiempo participo en acciones políticas no partidarias y puse toda mi energía y mi esperanza en un partido creyendo firmemente que era más útil que solo manifestarse o actuar de forma independiente.

Pero esto no resultó como me lo había imaginado. En cuanto se dio la oportunidad de asumir en el cargo para el que me había postulado se enfrentaron dos temas: por un lado la responsabilidad ante mis vecinos, por el otro mi renuncia al partido.

Nunca actué en contra de mis principios y cuando entendí que podía asumir al cargo renunciando al bloque decidí cumplir con el compromiso que había asumido. No digo que tenga razón. Soy un ser humano y más de mil veces me equivoqué. Solo digo que no hago nada que crea que no corresponde y estaba convencida que era mi derecho y mi obligación asumir como concejal. Igualmente antes de revocar mi renuncia consulté a profesionales quienes me indicaron que estaba en lo correcto.

Pero también creo que esta situación se ha manipulado de forma partidaria para beneficio de algunos o por miedo a perder una milésima de poder de otros, o tal vez por ignorancia, tal vez porque todos somos humanos.

Ahora a cuatro meses de haber expresado mi decisión de asumir, teniendo el conocimiento de la judicialización del caso, viendo que no se puede avanzar en temas más que importantes para los vecinos y aún convencida que es mi derecho, prefiero dar un paso al costado. No por dejarme derrotar por los poderosos sino por respeto a las necesidades del pueblo que encuentran en esta situación trabas a sus problemas cotidianos.

Escuché muchas mentiras, falsas acusaciones, especulaciones de todo tipo y me siento más que tranquila de saber que muchos son los que me conocen y saben que no tengo ningún interés personal en todo este asunto.

Hablaron de ética y quien quiera puede mirar y medir la ética con la que vivo y con la que eduqué a mis hijos, con la que conseguí mis bienes y con la que me manifesté siempre que tuve la necesidad de decir.

Me preguntó una amiga hace unos días “¿y vos qué ganas con esto?”. No podemos seguir pensando que la política es para ganar algo, no de forma personal, pero va a ser muy difícil cambiar este sistema que ya está más que manoseado por corrupciones, acuerdos y negociados que nunca van a favor de los pueblos. Pero creo que el momento de hacerlo no es ahora que están en juego decisiones tan importantes como por ejemplo el destino de las tierras.

Soy una ciudadana común, no tengo ningún beneficio personal y no afecta nada en mi vida sentarme a esperar que esto se decida aunque pasen más de 10 meses y cuando la justicia diga que está bien o mal ya no haya cargo para asumir. Pero me parecería injusto dejar pasar el tiempo y que no se pueda avanzar en temas claves. Por este motivo es que RENUNCIO AL CARGO DE CONCEJAL de la localidad de El Chaltén.

Quiero expresar mi agradecimiento a quienes confiaron en que yo podía representarlos en este ámbito legislativo y mis disculpas a la comunidad por el tiempo perdido, nunca imaginé esta situación.

Si me hubieran dicho esta posibilidad en el momento en que me comuniqué con el Tribunal no hubiera revocado mi renuncia. Pero entendí que me llamarían a asumir en el mes de diciembre y que hubiera podido colaborar con el crecimiento del pueblo desde entonces y hasta que asuman las nuevas autoridades.

Hoy encuentro muy egoísta esta situación y me corro del camino para que los proyectos avancen. Pero espero que quienes realizaron el pedido de nulidad sigan adelante hasta conocer los resultados judiciales para saber cuál es la instancia final y que este problema no vuelva a ocurrir en nuestra localidad.

Muchas gracias.

Eladia Freyre D.N.I.: 22.211.131

FUENTE: Ahora Calafate.-

Te puede interesar