Frontera de Monte Aymond: Activarán protocolo de emergencia en el edificio del lado chileno si es necesario

SANTA CRUZ 10 de julio de 2019
Lo confirmó el Cónsul General de Chile, Sergio Valenzuela León, tras los problemas ocurridos el fin de semana cuando el Paso de Integración Austral debió cerrar sus puertas por la decisión del personal chileno de retirarse por los problemas edilicios que presenta el paso fronterizo del lado chileno.
cropped-frontera

"El problema fue la rotura de un caño de agua que llevaba agua al segundo piso del edificio de la parte argentina, por lo tanto el personal no tenía baño y tampoco había agua para hacer funcionar el sistema de calefacción del área de atención de público. Por esto el personal chileno decidió retirarse y se produjo el cierre del paso por unas horas" explicó el Cónsul General de Chile en Río Gallegos, Sergio Valenzuela León sobre lo ocurrido el fin de semana en el Paso de Integración Austral (PIA) ubicado en la zona de Monte Aymond.

En diálogo con el programa radial EL MEDIADOR, el funcionario chileno dijo "esto generó una molestia y un cansancio en los funcionarios de Aduana y de Migraciones que estaban trabajando en condiciones muy inadecuadas. Entonces Ellos hicieron esta protesta porque era una situación que les hacía casi imposible trabajar".

"Se adoptó un mecanismo de urgencia, tratar de reparar en parte el problema con la plomería y el día domingo empezó a trabajar alrededor de las 21 hs. y pasadas las 23 para despachar todos los vehículos que estaban ahí en frontera y que llevaban muchas horas esperando" explicitó el funcionario del vecino país.

Sobre su diagnóstico general y las largas filas que se produjeron de gente que con bajas temperaturas esperaban poder pasar por la frontera, analizó "en estos momentos no existe un lugar adecuado para permitir que los pasajeros de los buses y automovilistas puedan descansar en una Sala con calefacción y baños acordes".

El Cónsul confirmó además que del lado argentino todavía no está restituido el agua para los baños y señaló "por una lamentable falta de mantención de las instalaciones hoy se está trabajando con incertidumbre de cuándo se pueda producir algún inconveniente que dificulte o imposibilite el trabajar y obligue tal vez nuevamente a alguna medida de fuerza".

A modo de adelanto, anticipó que "se han definido protocolos para casos de emergencia. Lo que se puede hacer es trasladar toda la atención a las instalaciones del lado chileno ante alguna eventual congestión" pero aclaró que "sólo se trata de una medida de emergencia" en caso de repetirse la situación ocurrida el pasado fin de semana.

"Hay alrededor de 3.200 personas que cruzan por fin de semana. En general ha disminuido un 10 a 15% el flujo que se venía registrando. Lo que sí hubo es una caída importante en las ventas" remarcó.

Te puede interesar