El Mediador - Santa Cruz - Argentina El Mediador - Santa Cruz - Argentina

Últimas noticias

JORGE AVILEZ

Reconocimiento: Jorge Aviléz se refirió al Día Nacional del Ceremonial

LA CIUDAD 28 de mayo de 2020

Jorge Aviléz es Director de Ceremonial y Protocolo de la Municipalidad de Río Gallegos y se refirió al Día Nacional del Ceremonial que se celebra hoy en todo el país. La experiencia de un trabajador municipal del corralón que integró el área en el Municipio y hasta conformó la de Presidencia de la Nación.

China cambiará el modo de contar los casos de coronavirus incluyendo a los asintomáticos

Las autoridades revelarán también el número de pacientes asintomáticos.

EL MUNDO 01 de abril de 2020
2020-03-31T143710Z_1192850911_RC22VF9SYDH6_RTRMADP_3_HEALTH-CORONAVIRUS-CHINA-WUHAN_20200331164020-009-kEOG-GG17K110MLACUXJY-992x558@LaVanguardia-Web

Ya sea sobre el crecimiento económico, el presupuesto militar o el número de infectados por la Covid-19 , los datos oficiales chinos son siempre acogidos con escepticismo, sobre todo por la opinión pública occidental. En este contexto, las autoridades chinas optaron ayer por ser más transparentes al anunciar que, a partir de hoy, incluirán en sus estadísticas diarias las cifras de contagiados por el coronavirus que no presentan síntomas, algo que no hacían hasta ahora. El cambio de criterio debería aportar mayor claridad a la evolución de la epidemia y al mismo tiempo tranquilizar a una población preocupada porque estos “portadores silenciosos” puedan expandir el patógeno conforme se relajan los controles que ha aplicado durante semanas.

A diferencia de otros países de la zona como Corea del Sur, Japón o Singapur, China no contabiliza como casos confirmados a aquellos que dan positivo en la prueba del coronavirus pero que no desarrollan los síntomas asociados -tos, fiebre o dificultad para respirar-, aunque sí que lo hace si esos indicios aparecen durante la observación de 14 días a la que se les somete.

Todo eso cambiará a partir de hoy. “Incluiremos informes sobre casos asintomáticos, cualquier cambio de estado y cómo se están gestionando”, explicó Chang Jile, director de la Oficina de Control y Prevención de Enfermedades. “Fortaleceremos nuestro trabajo de monitorización, vigilancia, cuarentena y tratamiento de los portadores asintomáticos y haremos muestreos en áreas clave para investigar y analizar a esos portadores”. Los contactos cercanos de esos asintomáticos también serán puestos bajo cuarentena, añadió.

En los últimos días, los medios locales han informado de varios casos en los que esos pacientes asintomáticos han sido la fuente de algunos contagios. Uno de los últimos tuvo lugar en la provincia de Henan, donde una mujer se infectó tras estar en contacto con un hombre que no presentaba ­fiebre, tos ni problemas respi­ratorios. Días antes se registró un caso similar en la provincia de Guangdong, donde dio positivo un hombre que regresó a su puesto de trabajo en aparente buen estado de salud. “Las autoridades deben publicar las estadísticas sobre individuos asintomáticos e investigar la situación para educar al público y evitar que la enfermedad regrese”, pidió una editorial reciente de la prestigiosa revista Caixin .

POSITIVOS SÍN SÍNTOMAS
A diferencia de Japón o Corea del Sur, Pekín no sumaba los positivos sin síntomas

En esta línea, la Comisión Nacional de Salud china ya informó ayer de que hay registrados 1.541 portadores asintomáticos bajo observación, de los que 205 son casos importados. Esta cifra está muy por debajo de los 43.000 positivos sin síntomas que, según documentos oficiales vistos -pero no publicados- por el diario hongkonés South China Morning Post, había registrados a finales de febrero en el país. En la actualidad, el número de infectados en China supera las 81.000 personas, aunque la gran mayoría ha sido dada de alta y sólo unos 2.100 permanecen ingresados.

A las dudas generadas por este tipo de pacientes se suman las surgidas sobre el número real de fallecidos por el coronavirus en Wuhan, epicentro del brote vírico. En los últimos días, las redes sociales se han hecho eco de las largas colas frente a las funerarias de la ciudad, que comenzaron la semana pasada a repartir las cenizas de los muertos a sus familias. También han circulado fotografías con cientos y cientos de urnas almacenadas que, según algunas fuentes [sobre todo estadounidenses], sugerirían que los muertos fueron muchos más que los 2.500 oficiales.

Ayer, el diario estatal Global Times salió en defensa de los datos oficiales asegurando que son “fiables, completos y detallados”, lo que se demuestra con el hecho de que apenas se han registrado hospitalizaciones por coronavirus en las últimas semanas. “Estas ­acusaciones (en medios occidentales), sin citar evidencias sólidas, están impulsadas políticamente en un intento por difamar a China y desviar la atención de sus ­ciudadanos de la gestión in­competente del brote”, disparó el medio.

Mientras tanto, el país intenta recuperar el ritmo de vida normal. En Wuhan, esta semana han abierto algunos centros comerciales o tiendas como la de Tesla. Varias industrias ya han vuelto a fabricar y está previsto que el aeropuerto retome las operaciones la próxima semana, cuando se levantarán todas las restricciones al movimiento de personas.

DIFÍCIL NORMALIDAD
El temor a estos agentes “invisibles” dificulta la vuelta a la normalidad

Sin embargo, esa vuelta a la normalidad se adivina complicada. En todo el país, cientos de cines que obtuvieron permiso para volver a operar han sido forzados a cerrar casi de inmediato. Algo similar ha sucedido con un ka­raoke en Chengdu o en la Torre de la Perla de Oriente, un famoso rascacielos de Shanghái que reabrió el pasado día 18 y fue forzado este lunes a cerrar debido al coronavirus. Además, las autoridades anunciaron ayer que retrasarán un mes (hasta el 7 y 8 de julio) la celebración del examen de acceso a la universidad -el gaokao-, una prueba clave para el futuro profesional de los 10 millones de alumnos que se presentan.

Takeshi Kasai, director regional de la OMS para el Pacífico Occidental advirtió ayer que “la epidemia está lejos de haber terminado en Asia y el Pacífico. Esta será una batalla a largo plazo y no podemos bajar la guardia”.

FUENTE: La Vanguardia.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias