El Mediador - Santa Cruz - Argentina El Mediador - Santa Cruz - Argentina

Otros tres imputados en la causa por la muerte de Maradona: el psicólogo y dos enfermeros

El psicólogo Carlos Díaz y los enfermeros Ricardo Omar Almirón y Gisella Madrid se suman al neurocirujano Leopoldo Luque y la psiquiatra Agustina Cosachov.

DEPORTES 09 de febrero de 2021
1612858607324

La nueva semana comenzó con tres imputados en la causa que se desarrolla para esclarecer las circunstancias en que se produjo la muerte de Diego Armando Maradona. Se trata del psicólogo Carlos Díaz, quien atendió al ex futbolista en los meses anteriores a su fallecimiento, a la enfermera Dahiana Gisela Madrid, que reconoció haber mentido en su primer reporte, y un colega suyo, Ricardo Omar Almirón, presente el 25 de noviembre en el domicilio donde se produjo el deceso del por entonces entrenador de Gimnasia.

Esta medida corrió por cuenta de la Fiscalía General de San Isidro, que lleva adelante un expediente que avanza, cada día, con testimonios, audios y textos, de personas con algún grado de acercamiento a Maradona, y en lo que respecta a su calificación, es “homicidio culposo por negligencia u omisión”, la misma por la que se investiga al neurocirujano Leopoldo Luque y a la psicóloga Agustina Cosachov.

Mientras por otros canales, en la víspera circularon comunicaciones vía WhatsApp sostenidas por integrantes del cuerpo médico encargado de los cuidados de Diego en la etapa post operatoria, con los acompañantes terapéuticos como protagonistas centrales, fuentes de la Fiscalía dejaron trascender que en breve volverá a ser citada para declarar como testigo Romina Milagros Rodríguez, llamada “Monona”, la cocinera que trabajaba en el country San Andrés.

La mujer tuvo un reconocido protagonismo en el día a día de Diego Maradona tras abandonar la Clínica Olivos para seguir la recuperación en un domicilio particular, fue testigo presencial del hallazgo sin vida del “10”, así como de las supuestas maniobras de reanimación que se le practicaron, y ya declaró ante los fiscales Laura Capra, Patricio Ferrari y Cosme Iribarren, quienes trabajan bajo la coordinación del fiscal general John Broyad.

Elementos recopilados a lo largo de la investigación, que incluyen peritajes telefónicos realizados la semana anterior, así como nuevas medidas de prueba surgidas en las últimas horas, bien podrían desembocar en la ampliación de declaraciones indagatorias y nuevas imputaciones, que podrían ir más allá del círculo médico sobre el que básicamente se focalizó la causa.

Mas precisamente, los fiscales pondrían bajo la lupa a personas que conformaban el denominado entorno de Maradona en el country, donde fue alojado tras la intervención quirúrgica a la que fue sometido, con la responsabilidad de tener un control y ser agentes de auxilio, que en la causa se los denomina como “garantes de vida”.

En el grupo de investigados estarían Maxi Pomargo, el “Pelado”, mano derecha y cuñado del abogado Matías Morla, quien controlaba todos los movimientos de la casa, y Jonathan Espósito, Johny, sobrino de Diego, hijo de una de las hermanas de Diego y del “Morsa”, quien está preso en la cárcel de Marcos Paz; trabajaba de camarógrafo en un canal de deportes y le ofrecieron sumarse al cuidado de su tío.

También aparecen entre los nombrados cumpliendo funciones alrededor de Maradona, Julio Soria, el Ciruja, seguridad de Víctor Stinfale y con funciones en la fábrica de bebidas energizantes del abogado; otro hombre nombrado como “El Gato”, con funciones similares al anterior, y Nicolás Tafarel, Tafa, masajista y con cierto parentesco con Víctor Stinfale.

Maradona murió a los 60 años el 25 de noviembre pasado en una casa que su familia había alquilado en el barrio privado San Andrés, de Tigre, a dos semanas de su externación de la Clínica Olivos, donde había sido sometido a una neurocirugía por un hematoma subdural en el cerebro. La autopsia determinó que el “10” murió como consecuencia de un “edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada” y descubrieron en su corazón una “miocardiopatía dilatada”.

De acuerdo con los resultados de los estudios toxicológicos realizados, Maradona no tenía alcohol ni drogas ilegales en su organismo aunque sí detectaron psicofármacos. La investigación del equipo de fiscales creado por decisión del fiscal general de San Isidro, John Broyad, se centra en tres ejes principales: si hubo negligencia médica y por lo tanto un eventual “homicidio culposo”, quién tuvo responsabilidades sobre ese posible delito y si la muerte de Maradona se pudo haber evitado.

FUENTE: El Día.

Te puede interesar

Lo más visto

frontera cochrane

El Gobierno realiza trabajos para generar una apertura de frontera con Chile

LA PROVINCIA 08 de febrero de 2021

A través de las gestiones que viene llevando a cabo la gobernadora Alicia Kirchner ante diferentes organismos para generar una apertura de frontera que una la localidad chilena de Cochrane con la localidad Argentina de Lago Posadas, Vialidad Provincial realiza trabajos de estudios y relevamientos de suelo para poder generar una nueva traza.

multimedia.normal.b7e167927ab30821.6d756c74696d656469612e6e6f726d616c2e61616362373366643365653937385f6e6f726d616c2e6a7067

Murió Carlos Muriete, un Maradona del derecho penal

ULTIMO MOMENTO 24 de febrero de 2021

El prestigioso abogado falleció esta mañana en Comodoro Rivadavia, donde se encontraba internado luego de ser diagnosticado con coronavirus. Su hija Noelia confirmó la noticia. Fue uno de los más preparados y destacados abogados en derecho penal que se desempeñaron en la provincia.

Ushuaia

Investigarán el hallazgo de un depósito con unos 40 cadáveres en Ushuaia

EL PAIS 26 de febrero de 2021

La Justicia penal de la ciudad de Ushuaia, en Tierra del Fuego, comenzó una investigación para determinar posibles delitos, tras constatar la existencia de un galpón céntrico donde hay acumulados 43 cadáveres que esperan ser cremados, en algunos casos desde hace más de un año, confirmaron hoy a Télam fuentes judiciales.

Boletín de noticias