Duro relato de la militante de H.I.J.O.S. abusada: "Pensé que mi vida iba a terminar ahí"

La mujer contó detalles sobre como fue el ataque que sufrió por parte de dos hombres. La golpearon y abusaron sexualmente de ella.

ACTUALIDAD 26/03/2024
agrupacion-hijos

La militante de la organización de derechos humanos H.I.J.O.S., Sabrina Bölke, contó como fue el brutal ataque que sufrió cuando dos hombres entraron a su casa, la golpearon y abusaron sexualmente de ella.

Bölke, que hasta el momento había elegido el anonimato, contó que la amenazaron con volver y "meterle un tiro" si contaba lo que sucedió. "Cuando se fueron, dijeron que si yo decía que ellos estuvieron ahí, iban a volver y me iban a meter un tiro", dijo durante una entrevista en El Destape Radio.

En los primeros días de marzo fue sorprendida por dos hombres dentro de su casa, y apuntó a un "caldo de cultivo de odio, de violencia que habilita este tipo de cosas".

"No quisiera entrar en los detalles más morbosos. Pero si decir que salí de mi trabajo a la noche, a las ocho y cuarto de la noche. Cuando llegué a mi casa y abrí la puerta había dos personas atrás de la puerta esperándome. Y cuando ingrese a mi domicilio me tomaron por la espalda, me tomaron por el cuello, me redujeron, me insultaron, me amenazaron, me golpearon", contó Sabrina.

Luego contó: "Estuvieron torturándome entre 15 y 20 minutos. luego me ataron y me apuntaron con armas. Dijeron que me venían a matar".

Sabrina es trabajadora trans de la ex Esma y profundizó en la investigación de desaparecidos LGBT. Contó que pasados desde el ataque sigue con "una sensación de shock, porque todavía estoy tratando de entender lo que pasó".

"Me dijeron que no hablara nunca más, que sabían dónde trabajaba, que no tenía que hablar mas de mi trabajo de derechos humanos. Y cuando sacaron las armas y me apuntaron pensé que mi vida iba a terminar ahí", relató.

"Me pidieron que me diera vuelta, y cuando me negué me siguieron golpeando, Y me ataron con alambres y con vendas. No quiero profundizar más en eso porque todavía es algo muy difícil de narrar. Cuando se fueron dijeron que si yo decía que ellos estuvieron ahí, iban a volver y que efectivamente me iban a meter un tiro", dijo.

Sabrina dijo que creyó en un inicio que era un robo pero pronto le aclararon que no. "Les pregunté ‘¿Me van a robar? No tengo nada, no se dan cuenta que no tengo nada’. Y ahí me dicen ‘nosotros sabemos todo de vos, sabemos donde trabajás, sabemos qué hacés, que estás con los derechos humanos. Nosotros no vinimos a robarte, vinimos a matarte’".

Además de mencionar que destrozaron varios de sus muebles, Sabrina dijo que después de volver del hospital Pirovano -donde la atendieron por las heridas y los golpes sufridos durante el episodio- vio que "en una de las paredes habían escrito las siglas de VLLC (Viva La Libertad Carajo) y la palabra 'ñoqui' en la pared de mi habitación".

Luego, reflexionó: "Yo no le puedo echar la culpa, en términos judiciales, a que esto tenga que ver con un aparato estatal. Pero sí es verdad que un caldo de cultivo de odio, de violencia, hay desde hace un tiempo ya. Y habilitan este tipo de cosas. Yo no tengo pruebas, pero sí está todo en la Justicia".

FUENTE: Minuto.

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto