Vergonzoso: La Caja atiende al público sin gas y sin luz

RIO GALLEGOS 13 de agosto de 2018 Por
El ente se encuentra desde la semana pasada sin medidor de gas, el que fue retirado por personal de Camuzzi Gas del Sur ante la denuncia de una pérdida. Para calefaccionarse se pusieron caloventores, que hicieron saltar los sistemas de protección dejando varias áreas sin energía eléctrica. Cientos de afiliados se quejaron de la "heladera" que era hoy la obra social provincial.

"Esto es una heladera" era la sentencia común que se escuchaba de cada afiliado que concurría esta mañana a la sede central de la Caja de Servicios Sociales (CSS) ubicada sobre calle Chacabuco en la capital provincial.

Desde la semana pasada, el edificio no tiene suministro de gas por red, ya que ante una denuncia por una pérdida, personal de la empresa Camuzzi Gas del Sur, retiró el medidor del edificio. Para contrarrestar esta situación se colocaron caloventores, más los que el propio personal decidió llevar, para calefaccionar mínimamente las oficinas. La situación generó que los sistemas de protección eléctrica saltaran, dejando varias áreas sin energía eléctrica.

Compras, Patrimonio y Afiliaciones quedaron a oscuras como resultado de los picos de consumo.

"Nos dijeron que tienen al menos dos meses de trabajo porque hay que hacer unos cambios en la instalación de gas", explicó una autoridad de la obra social.

"Le pedimos al personal que no pongan caloventores porque saltan las térmicas", agregó, al tiempo que reconoció que si bien no es la forma de atender al público, hay afiliados que necesitan autorizar prácticas o medicamentos, y no se puede interrumpir la atención.

Los trabajadores definieron en Asamblea si avanzaban con algún tipo de acción directa. En este sentido, el móvil de EL MEDIADOR dialogó con Agustina Delgado, delegada de ATE Santa Cruz en Caja Servicios Sociales. "Como trabajadores hemos logrado muchas cosas en la obra social sobre condiciones laborales, pero esto superó todo porque ya no nos perjudica no solo a los trabajadores sino a los afiliados, quienes no van a pasear sino que tienen enfermedades y problemas pulmonares", argumentó.

Luego agregó: "Los trabajadores nos hemos organizado en ATE, y decidimos en asamblea quedar en guardias mínimas, no se puede cerrar la obra social porque es un sector complejo, la mayoría decidió no volver hasta tener las mínimas condiciones garantizadas, y otros que trabajan en atención al público, garantizar dos horas la guardia mínima para que los afiliados tampoco queden a la deriva".

Aún no se sabe si serán dos meses para el arreglo, ya que "es complejo, es una heladera, adelante es más calentito por el calor humano, pero atrás no se puede estar", dijo.

Te puede interesar