El Mediador - Santa Cruz - Argentina El Mediador - Santa Cruz - Argentina

Viruela del mono en Argentina: un caso confirmado no viajó al exterior e investigan si hubo transmisión local

El hombre de 36 años reside en la Ciudad de Buenos Aires y según informó, no se trasladó a otro país. Estudian sus contactos estrechos y cómo ocurrió el contagio.

EL PAIS 17 de junio de 2022
GXO4CRTUZB7A5UXV4SQLPMWZMY

El tercer caso de viruela símica en la Argentina fue confirmado el 9 de junio por el Ministerios de Salud de la Nación tras los resultados del laboratorio ANLIS Malbrán. Se trata de un hombre de 36 años residente en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Este paciente es el primer infectado por el virus de la viruela del mono en el país que no informó antecedentes de viaje al exterior. Los otros dos casos confirmados habían estado en España.

El hombre se encuentra en buen estado de salud y cumpliendo el aislamiento correspondiente, según informaron las autoridades sanitarias nacionales.

 Según los datos difundidos por el Ministerio de Salud de la Nación, el hombre realizó la primera consulta el 6 de junio en una clínica privada de la ciudad de Buenos Aires, con reporte de fecha de inicio de síntomas el 31 de mayo, al presentar dolor de cabeza y muscular, fiebre, dolor de espalda. El 2 de junio empezó a desarrollar exantemas vesiculares, las lesiones cutáneas características de la viruela símica.

El 7 de junio se notificó el caso y la muestra fue derivada al laboratorio ANLIS Malbrán, que el 9 de junio confirmó el resultado positivo de la PCR para viruela símica.

Para iniciar la investigación epidemiológica, el hombre fue consultado sobre sus últimas actividades y contactos. Según indicó el paciente, no se había trasladado al extranjero en las semanas previas.

Hasta el momento, el paciente no brindó detalles certeros sobre sus últimos contactos estrechos ni sobre su actividad sexual que sean suficientes para el rastreo epidemiológico por parte de las autoridades. Esta situación ha sido frecuente en casos registrados en Europa, en la que los pacientes no ofrecen información precisa para la identificación de contactos.

Sin esta información, es complejo para las autoridades sanitarias investigar el circuito de transmisión, y detectar si hubo contacto con alguien que haya viajado a países con circulación endémica o reciente del virus. Sin datos específicos sobre esos contactos estrechos, también debe investigarse la posibilidad de transmisión local.

“Un solo caso de viruela símica en el que no haya establecido el nexo epidemiológico no significa que haya transmisión comunitaria en la Argentina. Se buscan los contactos estrechos y si tuvieron antecedentes de viajes o si estuvieron relacionados con los otros casos confirmados. Por el momento, este único caso necesita de un mayor abordaje de sus contactos estrechos principalmente”, dijo a Infobae el doctor Javier Farina, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y jefe de infectología del Hospital de Alta Complejidad Cuenca Alta de Cañuelas, en la provincia de Buenos Aires.

“No se puede decir que haya hoy transmisión comunitaria de la viruela del mono en el país. No hay evidencia todavía. Aún falta que se realice la investigación porque podría haber ocurrido que una persona que haya estado en Europa y se haya contagiado y luego haya transmitido la infección a otra dentro de nuestro país”, afirmó el doctor Tomás Orduna, especialista en infectología del Hospital Muñiz de Buenos Aires y ex presidente de la Sociedad Internacional de Medicina del Viajero.

“Con respecto al rastreo de los contactos estrechos, en más del 40% de los casos confirmados en otras regiones del mundo ha sido difícil identificarlos para hacer la investigación epidemiológica en busca del origen del brote”, agregó.

“Los modos de transmisión durante el contacto sexual siguen siendo desconocidos, si bien se sabe que el contacto físico cercano puede conducir a la transmisión, no está claro qué papel juegan los fluidos corporales sexuales, incluidos el semen y los fluidos vaginales, en la transmisión”, informó el Ministerio de Salud de la Nación cuando confirmó el caso.

En los otros dos casos reportados en la Argentina, los pacientes informaron antecedentes de viaje al exterior. El primer paciente, un hombre de 40 años residente en la zona norte del Gran Buenos Aires, había visitado España del 28 de abril al 16 mayo. El laboratorio ANLIS Malbrán confirmó la infección por viruela símica el 27 de mayo. Ese mismo día, las autoridades sanitarias reportaron un segundo caso de infección en un hombre que llegó de visita a Argentina procedente de España.

En el mundo, ya se han confirmado 1.806 casos de personas con viruela del mono en 34 países que no eran endémicos para la enfermedad desde mayo pasado.

Cómo es el contagio

La viruela símica se transmite de una persona a otra por contacto cercano con lesiones, partículas respiratorias y materiales contaminados, como la ropa de cama. En los brotes registrados en Europa, la presentación clínica generalmente se describe como leve, y la mayoría de los casos presentan -de la misma manera que los casos detectados hasta ahora en Argentina- lesiones en diferentes partes del cuerpo, incluyendo genitales o el área perigenital, lo que indica que la transmisión probablemente ocurra a través del contacto físico durante actividades sexuales.

Los síntomas más frecuentes son fiebre, dolor de cabeza, muscular o de espalda, inflamación de ganglios y cansancio. Luego del primero al quinto día de inicio de síntomas se presenta erupción en la piel, que pasa por distintos estadios hasta formar una costra que luego se cae. Las personas infectadas contagian hasta que se hayan caído todas las costras.

Las medidas de prevención incluyen evitar el contacto estrecho con personas que presenten síntomas compatibles (incluyendo el contacto íntimo o sexual con personas durante el periodo de enfermedad).

Aquellas personas que presenten alguno de los síntomas descriptos deberán consultar de manera inmediata para ser evaluado por un profesional de la salud, utilizar barbijo adecuadamente colocado y evitar contactos estrechos con otras personas.

La OMS se reunirá de urgencia

La Organización Mundial de la Salud anunció que convocó a una reunión de emergencia el 23 de junio para determinar si clasifica el brote como una emergencia de salud pública de interés internacional, que es la máxima alarma que puede dar la agencia sanitaria de las Naciones Unidas.

Hasta el momento, solo ha emitido ese nivel de alarma con la gripe, la poliomielitis, el ébola, el zika y el COVID-19, que causó la pandemia actual desde fines de 2019.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló esta semana que la actual situación es “inusual, el virus se comporta de modo diferente al pasado y afecta a más países”. La proliferación actual de casos es “inusual y preocupante”, añadió.

El responsable de respuesta a emergencias de la OMS, Ibrahima Socé Fall, dijo que se está evaluando el riesgo, que en Europa es “alto” y en el resto del mundo”moderado”, y que existen lagunas en el conocimiento sobre este virus.

FUENTE: Infobae.

Te puede interesar

Lo más visto

Boletín de noticias